SISTEMA DE INFORMACIÓN PÚBLICA que apoya la difusión y generación de información de importancia para quienes participan de la cadena porcina y es sostenido por redes de cooperación de instituciones públicas y privadas vinculadas al sector.

10/01/2020 - Mercado del cerdo

Cayeron a la mitad los productores de cerdos por la suba del maíz

El costo de alimentación que representa el cereal impacta con dureza en las ecuaciones económicas de producción de carne. En el Alto Valle observan una fuerte merma de pequeños crianceros.

El aumento cercano al 60% que registró el precio del maíz durante
2019 generó una caída de la mitad de los pequeños productores de cerdos
en la región. Son los que se sumaron a la actividad en la última década,
con el boom del consumo de esta carne que, en principio, fue barata
pero ahora cuesta sólo un 10% menos que los cortes vacunos.





La realidad de los grandes productores es otra. Con una escala
adecuada, los costos tienden a bajar y el producto se mantiene todavía
competitivo en el mercado.





Cercano a los 10 pesos por kilo, el maíz para alimentar cerdos
representa el 80% del costo que tiene el productor, incremento que no se
ha trasladado al mostrador de los carniceros por el fuerte retraimiento
de la economía y pérdida del poder adquisitivo de los consumidores.





Raúl Choiman es un pequeño criancero de Allen y explica que hace ocho
años, cuando se inició en la actividad, el kilo de maíz lo pagaba a
solo un peso.





El consumo de carne de cerdos se incrementó en los últimos años, pero el productor no puede sostenerse por los costos.




"Desaparecieron más de un 50% de productores porcinos de mediana,
baja escala y familiares en el Alto Valle", indicó a Río Negro Mónica
Felice, médica veterinaria e investigadora del Instituto Nacional de
Tecnología Agropecuaria (INTA) en Regina. Cuando comenzaron a trabajar
en 2003 con un programa para el sector, dijo que tenían 15 crianceros.
Hoy quedan sólo 4. Entre Cervantes y Villa Regina hubo 50 productores y
ahora apenas unos 20.





Algo similar ocurrió en la Asociación de Productores Porcinos de
Allen. Llegaron nuclearse allí 33 productores, pero al cierre de 2019
están en pie solo 12.





A partir de 2005 "hubo un aumento del consumo, de la demanda y de
tecnologías. La cría de cerdos, que siempre fue familiar, desde hace
unos 10 años se empezó a profesionalizar", explicó Iván Hadad, asesor de
productores en la región.







Desde la mirada de la veterinaria del INTA, Mónica Felice, la crisis
que afronta hoy la actividad comenzó hace tres años y la atribuyó al
precio del alimento "que no ha parado de subir". Se sumó al reclamo que
plantean los crianceros, quienes piden una regulación del precio del
maíz para que el pequeño productor no quede expuesto.





Explicó que los crianceros medianos (que tienen entre 10 y 20 madres)
y pequeños, que se dedican a la producción de lechones, bajaron el
número de madres y otros dejaron directamente la actividad. El número de
productores que trabajan capones se han mantenido, pero también
disminuyeron el número de madres.





Felice señaló que el valor del maíz local -que se destina a los
cerdos-, se asemeja al que traen en camiones de La Pampa, Buenos Aires y
Córdoba. "No sabes en qué condiciones viene ese maíz, si está sano o
tiene hongos; y esto puede ser un problema", remarcó.





El maíz es el principal alimento para los cerdos y viene en fuerte alza desde hace tres años.




Hadad señaló que "el valle tiene todas las condiciones para un buen
desarrollo de la cadena de producción porcina, pero la actividad viene
en picada porque no hay un precio estable del grano". Destacó que la
zona tiene una "gran ventaja" porque cuenta con el matadero frigorífico
de J. J. Gómez pese a que no es de tránsito federal.









30.000
el número de cerdos que se crían en Río Negro, según estimaciones del ex ministro de Agricultura, Alberto Diomedi.








Una de las salidas para la actividad podría ser incentivar la siembra
de maíz en toda la tierra bajo riego que está semiabandonada o
abandonada en el Valle Medio y Alto Valle de Río Negro.





El criancero Choiman compartió el argumento. "Los insumos están caros
y tenemos que hacer cada vez más malabares para poder criar la mayor
cantidad posible de lechones", explicó.





"Nos están faltando decisiones políticas para el desarrollo de las
actividades, líneas de crédito y mejores condiciones para actuar en el
mercado. Necesitamos que sean más estables las condiciones de
producción para el pequeño y mediano productor", añadió Hadad, que
también es médico veterinario y profesor del taller de producción de
bovinos del CET 17 de Roca.









Avalan las retenciones
Los crianceros de cerdos expresaron su apoyo a esa medida. Creen que permitirá que se vuelque más maíz al mercado local.








Dijo que uno de los mecanismos con los que se logró años atrás un
precio estable en el grano fueron las retenciones, cuyo valor para el
maíz podría incrementarse en más de un 15%, según hizo saber el gobierno
nacional a la Mesa de Enlace.





"La función que cumplían era mantener un grano para el consumo
nacional mucho más acorde a las necesidades de los pequeños y medianos
productores", explicó Hadad. Sostuvo que con el sistema "se persuadía al
gran exportador para que volcara aquí el grano".





Por su parte el exministro de Agricultura de Río Negro, Alberto
Diomedi, señaló hace poco que "pasamos a jugar un rol importante en la
producción porcina ya que contamos con más de 30 mil cabezas a lo largo
de distintos emprendimientos en la Provincia".







Buscan mejorar condiciones con una planta de alimentos





Ariel Yánez es el secretario de la Asociación de Productores Porcinos
de Allen y explicó que en 2020 quieren poner en funcionamiento una
planta de alimentos para los asociados.





En 2017 recibieron del gobierno provincial dos silos y una pequeña
planta de balanceados, que consta de un elevador, moledora de granos y
una mezcladora.





Uno de ellos puede almacenar 22 toneladas de alimentos proteicos y el segundo 40 toneladas para maíz u otro cereal.





"El alimento va a ser para todos. Cada productor podrá sacar de la
planta y abonarlo luego una vez que vendió su producción" explicó.





Yánez mencionó que cuentan en la costa oeste del río Negro con un predio de media hectárea y allí piensan construir la planta.





"Queremos levantar un tinglado de tres metros por 15 y adentro hacer
una división para que pueda estar un sereno que cuide la maquinaria",
detalló.





"Llegamos a ser 33 productores en la organización que tiene ocho años y ahora quedamos 12, es casi como empezar de cero", dijo.





"La idea es incorporar razas que se adapten al clima de la Patagonia. Hay que combinar la rusticidad con la maternidad".

Roberto Rubio, de la Asociación Porcina de Productores del Alto Valle.




Desde la Asociación Porcina de Productores del Alto Valle Sanhue,
Roberto Rubio señaló que uno de los objetivos de los crianceros es
mejorar la genética de los animales.





"La idea es incorporar razas que estén adaptadas al clima de la
Patagonia, hay que combinar la rusticidad con la maternidad", explicó el
tesorero de la entidad.





Señaló que falta abrir un abanico más grande para quienes se dedican a
la actividad, brindando capacitación y mejoramiento genético, con un
acompañamiento de técnicos.





Rubio mencionó que los pequeños productores de la región apuestan al
lechón en las fiestas anuales, en particular navidad y año nuevo.

Fuente: rionegro.com

Palabras claves:

VER MÁS NOTICIAS DE Mercado del cerdo
Buscar Noticias
MÁS LEIDAS

El gobierno prometió medidas para los porcinocultores

La AAPP informó que habrá respuestas por el tema importaciones y ayuda para los productores pequeños, entre otras.

EL CIAP PRESENTE EN LA PRIMERA REUNIÓN ANUAL DE LA MESA PORCINA PROVINCIAL

En la provincia de Santa Fe

ACOMPAÑAR AL PRODUCTOR

Una Pyme metalúrgica Argentina que apuesta al financiamiento directo en tiempos de cambios.

ADMINISTRAN EL CIAP